miércoles, 4 de septiembre de 2013

Los preferentistas leoneses inundarán los juzgados. La picaresca de la MARCA ESPAÑA ha dejado a los afectados a su suerte ante la mayor estafa de la historia de España.


En España todo es posible para los rateros y la realidad, siempre supera  a la ficción.


Los juzgados de la ciudad de León recibirán durante esta semana unas 700 demandas de preferentistas que se han visto timados por un sistema bancario español, contra el que el Gobieno de la MARCA ESPAÑA ha decidido no actuar de una forma significativa.


La ridícula MARCA ESPAÑA vivió su momento de gloria a través de su director adjunto Juan Carlos Gafo.

La adquisición de preferentes y deuda subordinada deja a los afectados haciendo cola en los juzgados de la provincia en busca de unas soluciones que tendrán que ser batalladas legalmente. Nada menos que unas 2.000 demandas en la capital leonesa y unas 6.000 en la provincia, según las previsiones, inundarán los juzgados leoneses. Aunque estas se podrían triplicar si el día 27 la entidad UNICAJA no hace una oferta convincente. Según se ha filtrado ya, esta oferta se está negociando por debajo de las cifras que interesan a los afectados y no servirá para nada.


En España los contrastes son impesentables. Mientras el Gobierno del PP se permite no dar explicaciones sobre unos presuntos casos de corrupción que lo desbordan, el 25% de los niños españoles tienen problemas de malnutrición según las organizaciones internacionales.

A pesar de que ya se habían presentado algunas demandas en el ámbito provincial, estas 700 son las primeras que se presentarán en la capital leonesa y abrirán el melón de un conflicto que se irá haciendo visible de forma escalonada para no colapsar los juzgados.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario