sábado, 7 de septiembre de 2013

Tetrao Urogallus Cantabricus. SEO Birdlife concluye los campos de trabajo destinados a salvar la subespecie.



Salvar el urogallo cantábrico, posiblemente sea el reto más complejo al que se enfrentan los ecologistas españoles. En la imagen, voluntarios que han participado en el campo de trabajo.


El urogallo cantábrico Tetrao Urogallus Cantabricus es una subespecie que está actualmente en peligro de extinción y habita en zonas más meridionales que otros urogallos, dándose la particularidad, que los ejemplares de urogallo más sureños de todo el mundo se encuentran en La Cepeda.

Con el firme objetivo de salvar a la subespecie, la organización conservacionista SEO Birdlife había organizado unos campos de trabajo que ya se pueden dar por concluidos. Estos campos han tenido por base de operaciones la población de Murias de Paredes y en ellos han participado 24 voluntarios que se han encargado de mejorar una parte del hábitat que ocupa el Tetrao Urogallus Cantabricus entre los días 19 de agosto y 1 de septiembre.

Los territorios que se han beneficiado de las labores de los voluntarios han sido La Omaña y Luna, quedando el resto del hábitat sin mejora, a pesar de que es un voluntariado muy cotizado y de que para esta ocasión se contaron con unas 100 solicitudes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario